Hay quienes dicen que las empresas familiares son las más rentables. Concretamente en Espala suponen el 67% del empleo privado (fuente). Para muchos inversores, el factor familiar de la gestión de una empresa es un valor en sí mismo. Se considera que una empresa familiar suele tener valores favorables al progreso de la empresa: se trata de compañías que tienen bajo nivel de endeudamiento, que se comprometen con su plantilla y que le dan mucha importancia a dejar un legado a los herederos que les merezca la pena por lo que son moderados en el riesgo y tienen un tinte conservador frente a las operaciones de riesgo apostando por operaciones más a largo plazo y más estables en el tiempo. Por eso su rentabilidad está más acolchada en períodos de crisis y son más resistentes en el tiempo. De hecho, su rentabilidad en los mercados es de una media de un 8% frente a un 7% de rentabilidad en las compañías que no son familiares (fuente)

En España el factor familiar tiene un importante protagonismo y, lejos de lo que puede creerse, ser familiar no es sinónimo de pequeño. Algunas de estas empresas familiares forman parte del selectivo español y tienen una importante presencia en el tejido empresarial. Empresas como Deloitte, Iniditex, Ferrovial o FCC  son empresas familiares que además cotizan en bolsa.Son empresas que generan mucho valor para el inversor y que son una apuesta segura a largo plazo. En conjunto, en torno a diez compañías familiares entran dentro del ranking español e Inditex es la más voluminosa de las diez, considerada una megacap porque tiene más de cien mil millones de euros de capitalización.

Muchas apuestas de inversión de Warret Buffet han sido empresas familiares, como, por ejemplo, Nebrasca Forniture Mart o Borsheim’s, cuyos lemas empresariales tan simples como adaptables, fueron de interés del gran inversor.

Para que podamos considerar que una compañía es familiar, nos podemos guiar por el criterio de una voluntad por parte de la directiva de dejar un legado a la siguiente generación y que la familia tenga un patrimonio significativo así como que uno de los familiares se encuentre en la directiva de la empresa (así es como considera Íñigo Colomo, el gestor del único fondo que invierte en estas compañías en España, el March Asset Management –fuente-).

Cosas que convendrían saber de estas compañías

A la vez que es una ventaja inversora, también es fácil saber cuándo una compañía familiar tiene futuro o puede encontrar problemas en un momento determinado y es que puede ocurrir que las generaciones sucesoras no estén integradas con el proyecto empresarial y, no sólo no quieran imprimir un estilo propio (algo que es comprensible y que una compañía puede incorporar en su bagaje) sino que, simplemente, no quieran o no puedan asumir su papel el día en que sus progenitores dejan de tomar el mando de la compañía. Una familia mal avenida, con escasa descendencia o con descendientes incapaces de tomar el relevo pueden significar un destino fallido de la empresa, a menos que sus dirigentes dejaran claras instrucciones albergando estos inconvenientes. Así que, para conocer estas compañías con meridiana claridad, no sólo hay que dirigirse al libro de cuentas, sino al libro familiar, su pasado y su futuro.

Bibliografía:

https://www.eleconomista.es/videos/noticias/9165027/05/18/Las-empresas-familiares-son-las-mas-recomendadas-en-bolsa.html

 

Curso de Introducción a la inversión

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *