Sin duda, los supermercados Dia encabezan la lista de las catástrofes de la bolsa española de este año. Analizamos su conducta durante todo el año y los motivos de su comportamiento a la baja.

Finales del año 2017

Hasta octubre de 2017, los supermercados Dia subían sus ventas en un 0,7%. Goldman Sach aumentó su adquisicón de acciones siendo el mayor accionista con un 6,94%. Justo en la publicación de los datos del tercer trimestre, la compañía hace un profit warning de lo que queda de año anunciando que hacía una estimación a la baja de sus previsiones de venta.

Enero de 2018

El fondo Luxemburgués Letterone Investment, dirigido por el magnate ruso Mikhail Fridman, aumenta su exposición al capital de Dia y compran un 5% de las acciones de la compañía alcanzando un total de un 15% con la intención de comprar otro 10% más adelante. En ese momento, Fridman anuncia a la CNMV que no tiene intención de lanzar una opa a Dia. Dia se considera la cuarta compañía española entre los minoristas mundiales con el puesto 98. Es en este momento en el que empiezan a hacer pruebas con nuevos centros Dia & Go como supermercado de conveniencia (menos surtido pero más horas de exposición) colocando sus primeros locales en la capital española para probar su eficacia comercial.

Febrero de 2018

Día pierde cuota de mercado frente a Carrefour y Lidl que se colocan en mejor posición. En general, el sector había aumentado un 1,3% las ventas del año. Día cae 0.3 puntos. Caixabank compró el 50% de la financiera de Día (Finandia EFC). Franchise Direct considera el Grupo Día como una de las 30 mejores franquicias del ranking mundial de 2018 siendo la única franquicia española en esta treintena. Ya en esta fecha Moody’s anuncia una posible bajada del rating de Día advirtiendo de la competencia de precios entre los supermercados españoles.

Marzo de 2018

Día retrocede un 20% en bolsa dada su bajada de ventas desde el tercer trimestre del año anterior. Sin embargo, los fondos de posición corta de la compañía reducen su exposición en un 38,7% (concretamente el fondo Citadel Europe). La caída coincide con la decisión del fondo Letterone dirigido por Mikhail Fridman de aumentar la adquisición al 25% de las acciones de Dia, aunque a estas alturas, Goldman Sachs reduce su exposción de un 8,28% al 3,5%. Letterone solicita la entrada en el consejo de administración. Día anuncia la contratación de los servicios de Boston Consulting Group para profundizar en la digitalización de la compañía ya que su ecommerce se habían triplicado en 2017 pero no es el único canal de venta que desarrolla llegando a acuerdos con estancos y con periódicos para la comercialización de otros productos fuera del grueso de su negocio, apostando por una filosofía de omnicanalidad.

Abril de 2018

Día vende las compañía de retail que tenía en China ( Shanghai Dia Retail CO., Ltd y DIA (Shanghai) Management Consulting Services CO) al grupo Suning, la compañía más fuerte de comercio retail en el país asiático.

Mayo de 2018

Argentina atraviesa una crisis económica y Día tiene una importante presencia en Argentina y Brasil. Ricardo Currás, el consejero delgado del grupo, asegura que seguirán su expansión en el país y afirma no haber sufrido ningún impacto en su parte de negocio ubicada en el país.

Junio de 2018

Juan María Nin renuncia como consejero delegado de Día aludiendo no poder dedicarle el tiempo que necesita.

Julio de 2018

Dia empieza a liderar las caídas del Ibex alentadas por recomendaciones a la baja de la compañía. Anuncia una caída de su beneficio de un 88,8%. El consejero delegado, Ricardo Currás, reconoce el impacto negativo de la ruptura de acuerdo de compras que Día tenía con Eroski y que se produjo en abril. Sus acciones pierden un 60% en bolsa desde el inicio del año y una pérdida de un punto en la cuota de mercado.

Agosto de 2018

El analista Jorge López resalta la situación de incertidumbre que ha sufrido el grupo a causa de sus errores estratégicos de los últimos meses. Esto provoca que los inversores apuesten a la baja por la acción lo que provoca una caída en picado de la acción. A pesar de que las bajadas continuas provocan un repunte antes la posibilidad de un rescate a precio de saldo de algún grupo interesado, la acción ha bajado a estas alturas del año un 50%. Toda la esperanza sobre el repunte de la acción se centra en un futuro anuncio de medidas estratégicas que se publicarían en Octubre desconocido en esos entonces. El 24 de Agosto, Día apuesta por un cambio en la administración de la compañía: Sale Currás y entra Antonio Coto subiendo la acción un 11%. Ana María Llopis, presidenta del consejo de la administración, también anuncia su salida de la Junta de Accionista. Ese mismo mes se alía con Auchan, Casino y Metro a la plataforma de negociación de compras internacional Horizon International Services. Finalmente, la crisis Argentina hace presencia en la cotización de Dia a causa del cambio de divisa y del empobrecimiento del país.

Septiembre de 2019

Se produce un crecimiento de los precios de los bonos a causa de la crisis Argentina. Fridmam compra otro paquete de acciones quedándose con el 29% de la compañía un punto menos del que obliga a lanzar una opa por el 100% de la compañía. En este momento lidera su participación en el grupo
seguido por Goldman Sachs (14,53%) y Baillie Gifford & Co. (8,5%). Axesor le otorga un rating de BBB con tendencia a la baja. A estas alguras, Dia ha renovado un 80% de sus tiendas y se considera en plena expansión. Esto supone una inversión y, además, una reducción de las ventas subiendo su deuda en un 20%. Los accionistas se mantienen a la espera de la publicación de las nuevas medidas que Coto debe anunciar.

Octubre de 2018

Es el mes de la pesadilla de Dia y las noticias negativas se suceden diariamente. Aumentan las posiciones cortas de las empresas que tienen exposición al mercado argentino. A pesar de eso, Dia compra 12 establecimientos argentinos a Walmart y continúa con su expansión. Dia hace una revisión a la baja de sus beneficios y suspende el pago de dividendo para 2019. Norges Bank, su quinto inversor, reduce sus acciones desde el 5,2 al 4,2%. Esto provoca un desplome del 42,2% el día en que se publica esta noticia. El esperado plan estratégico se retrasa lo que provoca mayor incertidumbre. Dia & Go ha crecido a un total de 100 tiendas y se espera información sobre su presencia en el tan esperando cambio estratégico. Se acelera la dimisión de Ana María Llopis y le sustituye temporalmente Stephan DuCharme, quien representa a Letterone en el consejo. La opa vuelve a presentarse como una posible carta a jugar. El director corporativo Amando Sánchez Falcón, es suspendido de empleo, al parecer, debido a desavenencias con Coto. La situación de Dia agrava los precios de su deuda y se cumplen los pronósticos de Moody´s. La rentabilidad de los bonos se sitúa al 100,37% de rentabilidad. S&P califica su deuda de BBB y Moody’s de Baa3. Las acciones siguen cayendo. Masmovil se presenta como cantidato a sustituir a Dia en el Ibex35.

Finalmente, a mediados de Octubre, Dia empieza a anunciar las primeras medidas. La primera es un cambio en la dirección ejecutiva que será protagonizada por Faustino Domínguez. La segunda es que crean una dirección ejecutiva de recursos humanos dirigida por Alejandro Grande. También se crea una secretaría corporativa para unificar soporte jurídico, control financiero y de seguridad a cargo de Miguel Ángel Iglesias.

La autocartera de Dia disminuye un 85%. Las acciones han bajado ya un 80%. Su principal accionista, el multimillonario Mikhail Fridman no tiene una buena hoja de servicios en anteriores operaciones financieras, lo que proporciona inseguridad en el futuro de la compañía. Finalmente Moody´s rebaja a “bono basura” la deuda de Dia (Ba2). Los bonos para 2019, 21 y 23 tiene una rentabilidad disparada (rondando entre un 9 y un 17%) dificultando la capacidad de pago de la compañía. En relación con un ebitda disminuido, su deuda con los créditos bancarios que vecen en 2020 y 2022 ha pasado a un ratio de 2,2 a 3,3 en Junio (un ratio que Moody’s calcula llegará a 5,4 a final del ejercicio superando el límite peligroso para no poder pagar la deuda que es 3,5). Para Moody´s, una bajada de costes no sería suficiente para abordar el escenario que se le presenta a Dia. Goldman Sachs y Norges Bank comienzan a prestar sus acciones para posiciones cortas. S&P también rebaja el rating de BBB- a BB-. Las conclusiones de la agencia de calificación es que la estructura de reducción de costes que debe afrontar para resolver sus inconvenientes de deuda implicará un desmejoramiento de la compañía a corto plazo.

El porcentaje de posiciones bajistas asciende a un 17,65%. Los fondos que invierten en pequeñas y medianas compañías se ven gravemente afectados por su exposición a Dia. A finales de octubre baja un 25% más en la bolsa. Dia indica a la CNMV que la revisión de las cifras tiene un impacto negativo en el ciere del ejercicio en 20 millones de euros. La reforma de sus tiendas va más lenta de lo previsto por la compañía y a la fecha queda un 48% de las tiendas por reformar, algo imprescindible para no perder competitividad ya que su vieja fórmula ha quedado en desuso. Los inversores se quedan a la espera de la publicación de resultados el 30 de este mes. Sus acciones en bolsa vuelven a caer un 24,5%. La volatilidad de las acciones es su realidad en el tablero. Los analistas de Jefferies indican como precio objetivo 0,73 por acción.

Dia sigue cortando cabezas: Miguel Bello, director de la plaza de Dia, Diego Cabestany, director de nuevos negocios y Juan Cubillo, director ejecutivo de compras. Las responsabilidades de los dos primeros se integran en la dirección ejecutiva de la compañía y Cubillo es sustituido por Alfonso Torres.

A finales de octubre, Exane BNP Paribas cambia la recomendación de infraponderar a neutral. La última compra de paquete de acciones hasta llegar al 39% por parte de Letterone, se produce un precio más económico que el indicado en su momento logrando un considerable ahorro (67 millones de euros) por parte del ruso. El mismo día, Goldman Sachs reduce su participación en Dia del 15,9 al 1,8% ya que la adquisión del 14% de Mikhail viene dada, mediante equity swap precisamente por el paquete de Goldman. Eso estabiliza el mercado ya que Goldman era uno de los prestadores de acciones a los bajistas más activos. El porcentaje de bajistas es de un 13,36%. A su vez, la mayoría de los hedge funds se deshacen de participaciones de Dia por debajo de 0,5% que es el límite en el que la CNMV obliga a ser notificada. A pesar de ello, sigue siendo el valor más castigado por los cortistas.

Es el momento en que Dia tiene que explicar cómo le ha afectado la hiperinflacción de Argentina en sus cuentas. Las cuentas con respecto a este mercado deben presentarse por separado. Finalmente, Dia publica sus resultados del tercer trimestre y, tal y como pronostica Moody´s, subiendo el ratio deuda-ebitda llegando al 3,1, muy cerca de ese límite de 3,5 a partir del cual Dia no podría a afrontar la deuda con sus beneficios. Haciendo una extrapolación de los datos, se llega a la conclusión de que a finales del año, Dia superará el ratio.

Antonio Coto anuncia que va a vender Max Descuento y Clarel, el grupo de drogerías con, aproximadamente, 1200 tiendas. Afirma un cambio de política enfocada en la demanda de sus clientes. Dado el crecimiento esperado del ratio de endeudamiento de 3,1 a 3,55, Dia decide renegociar con sus deudores.

Noviembre de 2018

El mes comienza con el rumor de opa de Mikhail Fridman provocando una subida del valor del 19,57%. Los bonistas de la compañía pueden esperar la liquidación de sus bonos si Fridman lanza la opa. Las posiciones cortas bajan hasta el 11,45 pero la cadena de supermercados sigue siendo la más castigada del mercado español. Su renegociación de la deuda empieza a mostrar signos de avance. Amando Sánchez Falcón, que estaba suspendido de empleo, finalmente es despedido.

Moody´s vuelve a bajar el rating de la deuda de Dia desde Ba2 a B2 aludiendo que la compañía va a perder liquidez en los próximos meses. S&P hace lo propio pasando de BB- a B indicando que si Dia no progresa en la refinanciación, podrían plantearse una buena bajada del rating en dos o tres meses.

A finales de Noviembre, los bancos BBVA, Caixabank, Deutsche Bank y Sabadell deciden restringir sus líneas de confirming con Día reduciendo drásticamente su liquidez. La banca acreedora contrata a FTI consulting para negociar la refinanciación de Dia. Dia hace lo propio con PwC y
Rothschild. El precio de sus acciones se desploma a 0,661 y también los bonos bajan drásticamente.

Diciembre de 2018

Dia ficha a nuevos ejecutivos, concretamente a Enrique Weickert Molina en el puesto de Amando Sánchez Falcón y además ficha a Ivan Martin para el puesto de dirección operativa, Marin Dokozic para el negocio de Brasil y a Freddy Wu para el de Argentina. A su vez, Stephan DuCharme, el hombre de confianza de Fridman, renuncia a su puesto (antes de Ana María Llopis) y dimite del consejo. Sus explicaciones diplomáticas indican que desde su puesto en Letterone puede ser más útil aunque detrás de esta dimisión se esconden serias desavenencias con las decisiones del consejo. Aunque DuCharme no revela las verdaderas razones de su dimisión, se intuye una desavenencia con el consejero, Antonio Soto. Hasta ahora, su gestión ha ido en contra de una política de reducción de los costes (compra de tiendas en Argentina tras los primeros síntomas de crisis, cambios en los puestos ejecutivos con su consecuente coste) y en un silencio continuo interrumpido sólo para dar malas noticias a la CNMV. DuCharme, por su parte, es conocido por sus políticas de recortes, de lo que se deduce una diferencia en visiones para rescatar la compañía. Día cae estrepitosamente en bolsa dejándose alrededor de un 6% tras la publicación de esta dimisión. Las posibilidades de opa por parte de Fridman vuelven a enfriarse.

En ese momento se decide expulsar a Dia del Ibex. Se manejan varias candidatas pero finalmente es Ence quien lo logra. Las acciones de día bajan a 0,509. Sus posiciones cortas se elevan a 14,66. La caída continua hasta un 35% llegando a valer a 0,33 euros la acción. Se expande el riesgo de una quita de su deuda y Dia lo desmiente.

A mediados de diciembre, Dia informa que pacta con Morgan Stanley una ampliación de capital de 600 millones de euros que se pondrá en marcha en primavera. Sus acciones repuntan un 11,8%.

Goldman Sachs decide vender sus acciones por completo, pero no despierta de nuevo la furia bajista a causa de la publicación de la ampliación de capital. Hasta este momento, la bajada total del título desde que inició su periplo un año atrás es de más de un 90%. Toda la atención queda centrada en qué hara Letterone y Fridman y si acudirán a la ampliación.

Por otro lado, la compañía ultima los detalles de la renegociación de su deuda más inmediata.

Un nuevo fichaje en su cohorte de asesores aparece en la cantera de Dia. Houlihan Lokey, responsable de la reestructuración de Pescanova y Abengoa, entra a formar parte de la cohorte de asesores apoyando a
Rothschild  en la negociación con los bancos.

También incluyen a Javier García de la Vega como su nuevo director de comunicación.

Karl-Heinz Holland y Sergio Antonio Ferreira Dias salen del órgano de gobierno de Día. La versión oficial es la misma que DuCharme pero todo apunta a que continúan las desavenencias con la estrategia para salvar la compañía. Fridman no puede seguir ocultando sus dierencias con Soto y asegura que la ampliación de capital sólo es un parche que en absoluto mejorará la situación de Dia y prepara un plan de mejora que pretende salvar a la compañia en 5 años. Este plan contempla, por fin, la ejecución de la opa a partir de marzo y una quita de la deuda para conseguir la liquidez que la compañía necesita para levantar vuelo. La retirada de los hombres de Letterone provoca otro desplome en la bolsa.

Mientras tanto, S&P vuelve a degradar la deuda de Dia desde un B hasta CCC+ considerando que todos sus problemas de gobierno agravan sus problemas de liquidez.

Pasada la primera mitad de Diciembre, Société Générale se desprende su participación en Dia y Goldman Sachs vuelve a entrar con un 5,18%. Las acciones vuelven a bajar hasta un 0,35 euros. Moody´s también baja de nuevo su rating a Caa1 desde B2 alegando las desavenencias del consejo.

¿Qué queda por ver?

La situación de Dia es muy compleja. Por un lado, se presenta una ampliación de capital que no parece ser suficiente. Por otro lado, Mikhail Fridman no está dispuesto a aceptar las medidas de Antonio Coto y no apoyará la ampliación, reduciendo el capital de Letterone un 10% tras la ampliación de capital aunque, si Fridman da el pistoletazo a la opa, todo queda en el aire.

En medio de todo esto nos encontramos la falta de liquidez, la suspensión de los confirming de los bancos, la rebaja de las agencias de rating y una cotización en el mercado que ronda el 90% con su consecuente expulsión de Dia del Ibex.

Este año ha sido una pesadilla para los supermercados y le quedan retos difíciles de superar que no veremos en 2019. Sus nuevos consejeros serán implacables a la hora de tomar decisiones y no les temblarán el pulso a la hora de recomendar a la compañía reducir su presencia de negocio a la mínima expresión.

Quizá sea una interesante oportunidad para cazadores de ganga, aunque una cosa puede preverse y es que hasta finales de 2019 no podemos aventurar si el destino de Dia es remontar o caer. El gap entre la cotización actual de 0,38 hasta la posible opa de Fridman o la ampliación de capital, podría ser una oportunidad muy arriesgada de dobla la inversión… pero esta opción es de todo menos segura.

La reputación de Fridman

Según El confidencial, Fridman es llamado por la policía como “El gran jefe” de una organización criminal que ya intentó hacerse con otra compañía española a la que primero hundió económicamente para adquirirla a precios muy económicos. Grupo Zed una empresa de contenidos digitales, vio como su compañía era engullida por el magnate con estrategias ilegales mezcladas con elegantes estrategias legales que llevaron a su entonces consejero delegado a la cárcel acusado de desvío de capital. La estrategia que según el diario, realizó Friedman, fue la de tener una participación en el consejo de la compañía para ahogarla hasta poder adquirirla a un precio irrisorio, al principio, incumpliendo sus acuerdos con la compañía llevándola a una vulnerable situación de impago con sus acreedores, aunque el caso de Grupo Zed va mas allá puesto se vio implicada en un desvío de capital para pagar sobornos en Rusia.

Las acciones de Fridman han sido de todo menos limpias en el pasado , de lo que se deduce que su objetivo con Dia en todo momento ha sido el de provocar una desbandada en los inversores para lanzar una opa a Dia a un precio irrisorio. Por eso, seguramente, Fridman se opone tajantemente a la ampliación de capital.

La principal causa que todos los observadores de la compañía atañen a la caída de Dia es que ha reunido un cúmulo de malas decisiones y estrategias y todas estas malas decisiones coinciden con la aparición del segundo hombre más rico de Rusia en el escenario.

Bibliografía:

https://cincodias.elpais.com/tag/supermercados_dia/a

https://www.elconfidencial.com/empresas/2018-12-22/fridman-el-gran-jefe-de-la_1723986/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *